miércoles, 8 de abril de 2009

La importancia del voto en una forma de gobierno democrática

El voto o sufragio es un acto cívico mediante el cual el pueblo, constituido en cuerpo electoral, expresa su voluntad política con distintas finalidades: elegir gobernantes o decidir sobre un asunto de interés general. Constituye el medio esencial del ejercicio del principio de la soberanía popular, eje del funcionamiento de una democracia representativa o indirecta.

En una democracia representativa el pueblo, siendo titular de la soberanía, deposita su ejercicio en los mandatarios que elige a través del sufragio, en actos eleccionarios periódicos y a intervalos regulares. La esencia de esta forma de gobierno es la elección popular de las autoridades.

1 comentario:

  1. En cuanto a su naturaleza jurídica, el voto constituye primordialmente una función política- vinculada al Estado y al poder -de los ciudadanos de un país, fundamental para la constitución de los órganos del Estado y el funcionamiento de sus instituciones. Dicha función es pública porque se orienta al bien común, pero “no estatal” al ser ejercida por las personas en nombre propio o a título individual.

    El voto es, asimismo, un derecho- positivo -, entendiendo por tal las facultades o atribuciones reconocidas a los habitantes de un Estado y, siguiendo la tradicional clasificación de los mismos, uno de tipo político. Dado que la posesión de un derecho implica siempre un deber, el voto es también una obligación del ciudadano con derecho electoral activo para la formación de los órganos de poder.

    Los derechos políticos son aquellos derechos humanos fundamentales que se refieren a la participación del hombre en la organización política del Estado o cosa pública y en la vida interna de los partidos políticos, incluyendo el derecho de elegir y ser elegido. Por lo tanto, los derechos políticos incluyen al de sufragar, pero no se agotan en el voto para la elección de autoridades, abarcando también la capacidad popular de decidir acerca de cuestiones de interés público mediante mecanismos tales como plebiscitos, referendums, iniciativa popular de proyectos de ley, así como la de constituir o afiliarse a partidos políticos.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.